Cuento de Navidad

Y contará la leyenda generación tras generación que allí nació. Concebido en un lugar donde los espejos cristalinos solo reflejan sinceros.
Bajo índole regresiva, ante la delicuescencia programada de lingotes dorados se abrió camino. Con tan solo el apoyo de un sueño cual emperador Constantino antes de la batalla de Puente Milvio, nació.
Pertrechado con su hada madrina, celosa de lo que se le encomendó y atenta a todas las señales, ahora si apreciamos que es una manera de ser porque ya nació.
Armonízalo, tan solo es un verbo.

Atrévete… A ser tú !

Siempre es época de sueños, ahora también.

Felices fiestas

10805627_896931213659314_7329587140183231599_n

Relato Navideño

“eL HaDa De LaS TiJeRaS”

Imagina unas fiestas distintas… Imagina unas fiestas mágicas…
Imaginalo.
Cierra los ojos, es solo un instante.
Solo Tú decides que imaginar.
Solo Tú decides que sentir.
Solo decides Tú.
Para esas personas que imaginan, para esas personas que sienten,
para esas personas que deciden vivir la magia de las fiestas
el Hada de las Tijeras agitará sus manos una y otra vez,
para que os sintáis distintas, para que os sintáis mágicas.
Comienzas las fiestas,
¿crees en el Hada de las Tijeras?
Abre los ojos.

GaRYStu.

Atrévete a ser tu !!!

¡ATRÉVETE A PEDIR!

A ver, a ver… Ya, quiero un bebé que llora y que hace pipí, y una mamá para que cuide al bebé con el pelo muy largo, muy largo para peinarla mucho con un peine rosa de princesas…

Ah, y también mucha ropita… Y pañales chiquititos para cambiarle el pipí al bebé. Y un carrito para que la mamá saque al bebé de paseo… Uy, y ropita de abrigo para el bebé y la mamá, que hace mucho frío en la calle…

Y quiero también un traje de enfermera, con termómetro y eso que usan los médicos para mirarme el pechito, para cuando se ponga malito el bebé y quiero también…

Continue Reading

SÓLO UN DESEO…

Sí. Ya se ve por todos lados… Se respira, se huele… No hay duda: Es Navidad.

Y nosotros tenemos sólo un deseo para ti: ¡Atrévete a sentir!

Es nuestro deseo.